4 de febrero de 2009

¡Machista, y mis cojones más!

Un machista es un varón claro, un hombre que se las da de macho porque tiene unos cojones así de gordos, mucho pelo en el pecho, y una bocaza como un armario, aparte de eso no tiene nada más. Generalmente piensa que su condición le da poder para mandar sobre su mujer, que es suya y cree que puede hacer con ella lo que se le antoje. Espécimenes de esta clase suelen exigir, ordenar y dirigirse de forma imperativa, escasean de comprensión y de favor, amar es sinónimo de tener la ropa limpia y la comida encima de la mesa. Entienden que hacer algunos domingos la paella o la barbacoa es cocinar, no encuentran nunca nada porque no lo buscan, suelen tener el coche reluciente, no ocurre así en casa que lo dejan todo tirado para que su mujer se entretenga, imaginan que ayudan con tareas que tengan que ver con la hombría como poner un enchufe, tender la ropa no, que eso es de maricones.
No hay nada más deprimente que ver a 2 ó más machos enfrentados, son capaces de salir a hostias a ver quién tiene los cojones más grandes…, aparte de sus cojonazos todo lo demás es clandestinidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario